Turismo Rural » Blog » Turismo cultural » Los enigmáticos Verracos Vetones de España, visítalos y conoce más de ellos


 Los enigmáticos Verracos Vetones de España, visítalos y conoce más de ellos



Hechos en piedra los verracos son las figuras zoomórficas más enigmáticas de la península ibérica atribuidas a los Vetones, pueblo prerromano celta del oeste de la península que se desarrollo en territorios ubicados entre los ríos Duero y Tajo, y que hoy se hallan esparcidos por todo el territorio Vetón.



Los cuatro Toros de Guisando en El Tiemblo provincia de Ávila Los Toros de Guisando vistos desde atras
Los cuatro Toros de Guisando en el cerro del mismo nombre del pueblo de El Tiemblo, Ávila


Su representación con forma y tamaño de toros o a veces de jabalíes pudo haber sido realizada para delimitar territorios vetones o territorios de pastoreo pues representan la protección o como objetos místicos por representar la fertilidad, mitológicos como dioses protectores del ganado, o incluso como monumentos conmemorativos de victorias, también es posible que hayan tenido algún valor económico debido al valor y esfuerzo que demandaba su factura para luego ser ubicados en importantes puntos visibles que indicaban la existencia de prados fértiles y vitales fuentes de agua. Aunque la palabra Verraco significa cerdo reproductor estas esculturas son más conocidas como toros de piedra pues algunos de ellos tienen en sus cabezas pequeñas cavidades en las que se supone se introducirían los cuernos.



Uno de los verracos de Guisando en El Tiemblo El Verraco Mayor de Villanueva de Campillo
Uno de los verracos de Guisando en El Tiemblo El Verraco Mayor de Villanueva de Campillo


En la provincia de Ávila se encuentran los más representativos conocidos como los cuatro Toros de Guisando del cerro Guisando en el pueblo de El Tiemblo, ubicados uno al lado del otro con la cara hacia el oeste, estos han sido mencionados en la obra de Miguel de Cervantes Saavedra, Don Quijote de la Mancha y en la obra Llanto por Ignacio Sánchez Mejías de Federico García Lorca, también en Ávila en el poblado de Villanueva del Campillo se encuentra el más grande de Europa, con dos metros y medio de largo y 2,43 de alto.




Existe otro en el palacio del General Vicente de Río en Arévalo, en el Salvador de Arévalo, además catorce procedentes de Tornadizos y otros tres hallados junto al río Adaja en Ávila de los Caballeros, cinco hallados en el Castro de la Mesa de Miranda en Chamartín, cuatro en Martiherrero, El Oso de la población de El Oso, Santo Domingo de las Posadas, en Solosancho, ocho en Tornadizos de Ávila, dos de ellos pero sin cabeza en el atrio y otro en la pared de la iglesia de La Torre, otros tres en Villatoro, en Mingorría, entre otros.



El Oso de la población del mismo nombre El Verraco de Villatoro
El Oso de la población del mismo nombre El Verraco de Villatoro
Verraco de Mingorría en el campo El Verraco ubicado en Ciudad Rodrigo
Verraco de Mingorría en el campo El Verraco ubicado en Ciudad Rodrigo


Se los encuentra también repartidos en pueblos de varias provincias entre ellos Cáceres que exhibe un ejemplar proveniente de Madrigalejo en el Museo Arqueológico de la ciudad, encontraremos otros en el caserío de Mirabel en Guadalupe y en el Castro de Villasviejas del Tamusia de Botija; Salamanca nos muestra en su museo varios ejemplares procedentes de Gallegos de Argañán, Masueco, La Redonda, y otros, dos de ellos en el pueblo de Ciudad Rodrigo, en Lumbrales, en el Aula arqueológica de Yecla de Yeltes, no nos olvidemos de el famoso verraco que aparece en la obra El Lazarillo de Tormes que se halla junto al puente romano de Salamanca, entre otros; Zamora que conserva una especial mula en Villardiegua, en el pueblo de San Vitero.



El Verraco mencionado en el Lazarillo de Tormes Verraco de El Salvador de Arévalo
El Verraco mencionado en el Lazarillo de Tormes Verraco de El Salvador de Arévalo
El más grande de los Verracos en Villanueva del Campillo El Verraco de Vilargiegua
El más grande verraco de Villanueva del Campillo El verraco de Vilardiegua


Toledo nos presenta un ejemplar en el museo La Celestina del pueblo de La Puebla de Montalbán, también veremos dos en Torrecilla de la Jara, uno de los más antiguos de Europa está en la plaza de Torralba de Oropesa; y Segovia en su Museo Provincial alberga a un toro y a un jabalí, en la población de Coca encontraremos uno en los muros del castillo y otros dos frente al arco de la villa, así como el país vecino de Portugal en Beira Interior del Norte y Tras os Montes.



Verracos de Coca Verraco de Torralba de Oropesa
Verracos de Coca Verraco de Torralba de Oropesa


Los vetones entonces apreciaban al toro como a un ser especial, visita estos pueblos y conoce a los verracos más de cerca.






Publicado en Turismo cultural por Luz Maribel Sanchez

Tags:  verracos vetones , toros de piedra , toros de guisando
9 de Octubre, 2010 (01:00H)




Artículos relacionados:



Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales