Turismo Rural » Blog » Turismo cultural » Arte y leyenda en los Cruceiros de Galicia


 Arte y leyenda en los Cruceiros de Galicia



Los hay de parada, de término, en cruces de camino o encrucijada, devocionales o penitenciales, colocados ya sea por devoción o para satisfacer a otros, para combatir el mal en las entradas de pueblos o lugares de gran simbolismo como cumbres o riberas, algunos están asociados a rituales y leyendas. Estos son los cruceiros de Galicia, nacidos con el advenimiento del cristianismo y el declive romano.



Originados en Irlanda cuando los menhires eran cristianizados entre los siglos VI y VII, han evolucionado con el tiempo pasando por diferentes estilos, el románico, el gótico y el barroco, hasta como los vemos hoy sumando más de diez mil en toda Galicia, construidos en piedra se componen de una base de plataforma con gradas y pedestal, vara o fuste cilíndrico o cuadrangular en los que a veces se observan calaveras, serpientes o santiños, incluso escenas del pecado original o de la Pasión, le sigue un capitel con querubines alados, figuras fantásticas, volutas u otros, y está rematado por una cruz que lo corona con Cristo en el anverso y al reverso la Virgen que mira al mar; algunos son sencillos y otros bastante ornamentados, algunos llevan una hornacina o capeliña, otros destacan por la amplia representación de escenas relatadas en la Biblia que se empiezan a utilizar desde el siglo IX y X con el objetivo de influir en la fe de la población.






Las encrucilladas, colocadas en cruces de caminos peligrosos para evitar la Santa Compaña o algún espíritu del más allá, junto a sus bases eran enterrados los anxeliños, niños que morían sin haber sido bautizados y por ello no eran permitidos de entrar en el campo santo por no ser cristianos, quedando en el limbo de los justos, las familias de estos menores dejaban algunas pequeñas marcas en el cruceiro para identificar al niño.



Los cruceiros de término, que marcan los límites de una parroquia, colocados en sustitución de las antiguas piedras signatas de la edad media.
Los devocionales hechos por una familia o una persona para manifestar su devoción por las almas del Purgatorio, su nombre va en la base del cruceiro.



El más antiguo de los cruceiros de Galica, en Melide
El Cruceiro de Melide, el más antiguo de Galicia


Los cruceiros de parada, en los atrios de iglesias o en caminos por los que pasan las procesiones o entierros, con un altar sobre el que el féretro se coloca para un momento de rezo, también los supersticiosos en días que tienen erre llevan a sus niños en noches de luna nueva, para lograr curarlos de algún mal, rezando primero por los antepasados o almiñas para que intercedan por el niño y quitándole la ropa interior sucia en la que se espera se vaya la enfermedad y poniéndole otra limpia que traiga salud.



Los penitenciales o expiatorios, para expiar la culpa o delito del autor de su construcción, o para satisfacer a terceras personas por algún mal que les hubiera causado, como el de Armenteira que fue mandado hacer por los ladrones que habían robado el monasterio.



El más antiguo y de estilo románico es el de Melide, levantado en el siglo XIV en uno de los Caminos de Santiago en A Coruña, en su cruz el Cristo mayestático, de un siglo más tarde es el de Home Santo en Compostela, reubicado de Bonaval a Sabugueira en el siglo XIX. El Cruceiro de Covelo, en Pontevedra es considerado el más monumental y artístico en cuanto a riqueza iconográfica, presenta alegorías profanas en su base sobre industria, agricultura, justicia y artes.



Uno de los más ornamentados cruceros, el de Covelo
El Cruceiro de Covelo, uno de los más ornamentados


También son de gran interés el Calvario de Barbudo en Pontecaldelas, el de Beau, el de Hío en Cangas bastante decorado con detalles finos en la representación de la Pasión y un espectacular fondo de la ensenada de Aldán, el de O Corpiño que lleva una calavera, todos ellos en Pontevedra. El de Beade en Ourense. Las cruces de A Coruña, de ribera en la Costa da Morte como homenaje a los hombres del mar y náufragos, como la de Cabo Roncudo de Ponteceso, la de playa Langosteira y el de la Iglesia de Santa María das Areas, ambas en Fisterra, de la rúa de Francos en Teo, cuyos grabados hacen presumir un enterramiento en sus inmediaciones, otros como el de Pazos en Padrón o el que lleva una capilla en Cespón, Boiro.

Los hay también en otras partes de España como en Castilla y León y en la Cornisa Cantábrica, y en los países de Portugal, Brasil, Irlanda e Inglaterra.






Publicado en Turismo cultural por Luz Maribel Sanchez

Tags:  cruceiros de galicia , cruces de galicia , iconografia cruceiros
1 de Noviembre, 2010 (01:00H)




Artículos relacionados:



Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales