Turismo rural » Fiestas » Fiestas en Murcia » Fiesta de la Santísima y Vera Cruz: Moros, Cristianos y Caballos del Vino


Del 1 al 5 de Mayo

Fiesta de la Santísima y Vera Cruz: Moros, Cristianos y Caballos del Vino



Monumento a los Caballos del Vino
La Fiesta de la Santísima y Vera Cruz: Moros, Cristianos y Caballos del Vino, se celebra en honor a la Santísima Cruz, patrona de la ciudad de Caravaca de la Cruz, provincia de Murcia, del primero al 5 de mayo. Por su gran despliegue, y el conjunto de los acontecimientos de la fiesta, ha sido declarada de Interés Turístico Internacional.

Origen histórico de la devoción a la Santísima y Vera Cruz
Cuenta una leyenda que, habiendo sido sitiada Caravaca de la Cruz por los moros en el siglo XIII, algunos pobladores se refugiaron en el castillo, donde vieron sus aguas escasas o contaminadas por los moros, causándoles incluso una epidemia que acababa con ellos.

Es entonces, cuando un grupo de hombres y jinetes -caballeros valientes- salen del castillo evitando a los moros para llegar a un aislado lugar, hoy Campillo de los Caballeros, donde llenaron sus pellejos de vino y agua.

Al ser descubiertos, de regreso al castillo, los jinetes desesperados, azuzando a sus caballos y tirando de ellos, corrieron por la cuesta llegando con éxito al castillo. Ya a salvo, bañaron la reliquia de la Cruz con el vino y el agua, que luego proveyeron a los enfermos y sedientos, rezando y logrando la cura de los habitantes, quienes valientemente resistieron hasta la llegada de fuerzas de las huestes cristianas que derrotaron a los moros.

Evolución de la celebración a la Santísima y Vera Cruz
En la segunda mitad del siglo XVIII, ya se llevaba a cabo una procesión de caballos adornados con cintas de colores, que llevaban pellejos de vino hasta el santuario de la reliquia de la Cruz, donde eran bendecidos. A fines del siglo XIX, bandas de músicos y carreras de caballos se incorporan a la celebración. Y es a principios del siglo XX, que fuegos artificiales alegran la fiesta junto con presentaciones y conciertos, corridas de toros, cabalgatas, obras de teatro y el tradicional baño de agua y vino.

Luego de la guerra civil española, los corceles lucen vestimentas de gala con adornos florales y, más tarde, mantos pintados. En 1945, se instauran las competencias con jurado y premios.

Principales días de la Fiesta de la Santísima y Vera Cruz:
La fiesta se extiende a lo largo de una semana llena de eventos importantes empezando por la Noche de Migas, el 30 de abril, y terminando con la Procesión de la Santísima y Vera Cruz, el 05 de mayo. Por ello muchos visitantes optan por las casas rurales en Murcia que en esta época suelen bridar excelentes ofertas de alojamiento.

Noche de las Migas, marca el 30 de abril como apertura de la fiesta con el Certamen de Migas del Sureste, en que tradicionalmente las peñas del barrio del Hoyo preparan las migas que concursan por los galardones de la rasera de oro, plata y bronce.

Concurso de Caballos a Pelo, el 1 de mayo se inicia con la Santa Misa de las 11 de la mañana y la Ofrenda de Flores a la Santísima y Vera Cruz, que se realiza en el Castillo y Basílica-Santuario. En la misa también se realiza la imposición de cruces a los nuevos cofrades.

A las cuatro de la tarde, aproximadamente, se inicia el recorrido del Bando de los Caballos del Vino, en que las peñas caballistas y sus corceles pasean por las calles de la ciudad haciendo gala de su porte y belleza, al desnudo, desde la Plaza Elíptica hasta la Plaza de los Caballos del Vino; donde tiene lugar el Concurso de Caballos a Pelo que entrega un galardón al mejor ejemplar.

Caballos a Pelo Caballo enjaezado

Más tarde, se exponen, en la Iglesia de la Compañía de Jesús y las peñas de la Gran Vía, la ropa y componentes de enjaezamientos que los corceles vestirán el día siguiente: mantos de hermosos colores, diseños y bordados con personajes y escenas de rituales de la fiesta. Los mejores mantos del concurso de enjaezamientos de caballos, del dos de mayo, se expondrán en la Iglesia de la Compañía de Jesús, que permanece abierta al público todo el mes de mayo.

Después, también en la Gran Vía los Caballeros de San Juan de Jerusalén, se cuentan en tono romántico y satírico las anécdotas festeras. Luego, desde la Plaza Elíptica, las bandas de música hacen su entrada para ir hasta la Plaza del Arco donde, a eso de las 10 de la noche, interpretan el Himno a Caravaca.

Caballos del vino, el 2 de mayo, en la madrugada, la ciudad despierta con la Alborada de Campanas de la parroquia de El Salvador. Acompañan sus melodías, el estallido de la traca y el repique general de campanas de toda la ciudad, que anuncian la Misa de Aparición de la Santísima y Vera Cruz en el Templete.

Desde aquí, sale, luego de la misa, el Desfile de Peñas Caballistas con sus Caballos del Vino que se exhiben muy bien ataviados con sus enjaezamientos por varias calles de la ciudad, para luego volver al templete. Más tarde, en desfile, los Cristianos parten de la Plaza del Templete con dirección a la Plaza del Arco; aquí se incorporarán las Autoridades, Cofradía y Comisión de Festejos, para proseguir hacia el Real Alcázar-Santuario de la Vera Cruz.

El Bando de los Caballos del Vino se incorpora al pasacalle, más adelante, y se ubica detrás de las autoridades. Ya al pie de la cuesta del castillo, el Hermano Mayor recoge una Bandeja de Flores que el Alcalde ofrece a la Santísima y Vera Cruz a nombre de la población, luego de lo cual se realiza la Bendición del Vino y de las Flores al igual que de los corceles que, aproximadamente a las dos de la tarde, inician la Carrera de los Caballos del Vino al castillo.


Caballos del Vino en la cuesta del Castillo jalados por sus caballistas

Carrera de los Caballos del vino al castillo de Caravada de la Cruz
Cuesta arriba, sesenta caballos del vino de diferentes peñas subirán en carrera cogidos por sus cuatro caballistas, siendo premiado el más veloz. Es este el más valorado y significativo acto de la fiesta, pues representa la valentía de los caballeros cristianos del siglo XIII, en su afán por llegar al castillo y proveer de agua a los pobladores allí refugiados. Terminada la carrera tiene lugar el
Concurso de Enjaezamiento, los mantos ganadores se exhiben en la Iglesia de la Compañía de Jesús.

Ritual antiguo del Baño de la Vera Cruz
Moros y Cristianos
Más tarde, se realiza una representación o simulacro del combate de los Bandos de Moros y Cristianos, en la cuesta del Castillo, siendo éste fuerte tomado simbólicamente por los moros.

Le sigue la procesión de la Santísima y Vera Cruz desde la Basílica-Santuario a la Parroquia de El Salvador, acompañada de moros y cristianos. La noche se cierra con fuegos artificiales y bailes en los refugios de los Grupos Cristianos, Kábilas Moras y peñas de Caballos del Vino.

Fiesta de la Santísima y Vera Cruz con Moros y Cristianos, el 3 de mayo comienza con la Misa Pontificial en la parroquia del Salvador y al medio día desfilan los infantes Moros y Cristianos en la Gran Vía. Por la tarde, los Moros y Cristianos acompañan a la solemne procesión de la Santísima y Vera Cruz en su carro triunfal, desde la parroquia del Salvador al Templete Bañadero o capilla del baño (ubicada en la cuesta de la calle de la Cruz), donde se detiene para que se celebre el Parlamento entre el Rey Cristiano y el Sultán Moro.

Le sigue la representación del combate entre los bandos Moros y Cristianos. A continuación, se realiza el ritual, de 600 años de antiguedad, del Baño de la Cruz en el agua y su bendición en el Templete Bañadero. Luego, procesiona la cruz nuevamente hasta la Parroquia de El Salvador, acompañada de moros y cristianos. La noche finaliza con fuegos artificiales desde el Castillo-Santuario y bailes.


Gran Desfile de Moros y Cristianos, el 4 de mayo se celebra primero la Santa Misa en la Parroquia de El Salvador y antecede a la procesión de la Cruz; ésta visita a enfermos e impedidos en la Ermita de Santa Elena y el Monasterio de Santa Clara; a su llegada, es recibida con una lluvia de pétalos de rosa. Pronto llega a la parroquia de San Francisco, donde más tarde hay una misa, para después trasladarse a la Residencia de Hermanitas de Ancianos Desamparados, Clínica Bernal y Hospital Comarcal del Noroeste y a la Parroquia de la Purísima Concepción, donde se celebra una Santa Misa.

Moros y Cristianos en el Gran Desfile

Seguidamente, el Gran Desfile de los Bandos Cristianos y Moros sale desde la avenida de la Constitución, para continuar por Gran Vía hasta la Plaza del Arco; siempre recordando acontecimientos del siglo XIII. El desfile termina con la quema de un castillo de fuegos artificiales y bailes en los refugios de ambos bandos.

Procesión de la Santísima y Vera Cruz, el 5 de mayo se inicia con una Santa Misa en la Parroquia de la Concepción, seguida del traslado bajo palio de la Santísima Cruz de Impedidos para ser adorada por enfermos e imposibilitados, esta vez, en el Monasterio de Nuestra Señora del Carmen; finalmente llega a la Parroquia del Salvador.

En la tarde, tiene lugar la Procesión Final desde la Parroquia del El Salvador, de regreso al Castillo y Basílica-Santuario, desde donde la Santísima y Vera Cruz bendice a la ciudad y los campos. A media noche, una espectacular exhibición de fuegos artificiales llamados Tronería de Color y Trueno Gordo cierra el ciclo festivo.

Castillo y Basílica Santuario de la Veracruz Veracruz de Caravaca

Año Santo para el Santuario y la Vera Cruz de Caravaca de la Cruz
La concesión de Año Santo a Perpetuidad, fue otorgada por la Santa Sede, en 1998, al Santuario y a la Vera Cruz de Caravaca. Se trata de un Año Jubilar que se celebra, cada siete años, desde 2003; habiendo sido el más reciente el celebrado en el 2010. Así, Caravaca se convierte en el quinto lugar de peregrinación cristiana del mundo -después de Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana-, gracias a la reliquia de la Cruz que se conserva en el Castillo y Basílica-Santuario de Caravaca.

La Fiesta de la Santísima y Vera Cruz con Moros, Cristianos y Caballos del vino, es un festejo multitudinario, lleno de color y estética -en sus caballos ornamentados-, cargado de simbolismo -en el ritual del baño a la cruz-, y memoria del valor de unos héroes que dieron lo mejor para salvar a todo un pueblo, Caravaca de la Cruz.


¿Te lo llevas?
Imprimir artículo

Municipios:

Alojamiento cercano:

 Ver todas

 » Alhama de Murcia (4)  » Bullas (4)  » Blanca (3)  » Abanilla (1)
 » Águilas (1)  » Aledo (1)  » Archena (1)  » Calasparra (1)
 » Caravaca de la Cruz (1)  » Cartagena (1)  » Cieza (1)  » Fortuna (1)
 » Jumilla (1)  » Mazarrón (1)  » Molina de Segura (1)  » Moratalla (1)
 » Mula (1)  » Murcia (1)

Y también...

» Pueblos de Murcia
» Fiestas de Murcia
» Restaurantes en Murcia
» Playas en Murcia
» Golf en Murcia
» Esquiar en Murcia


Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales