Turismo rural » Fiestas » Fiestas en Segovia » Fiesta de Santa Águeda y las Alcaldesas en Zamarramala


Fiesta de Santa Águeda y las Alcaldesas en Zamarramala


Imagen de Santa Águeda de Zamarramala
Imagen de Santa Águeda patrona de Zamarramala
La Fiesta de Santa Águeda de Zamarramala es un acontecimiento de carácter religioso e histórico en el que se practican tradiciones arraigadas en la población en los que han tenido y tienen exclusivo protagonismo las mujeres -casadas y viudas- del pueblo.

Catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional, la Fiesta de Santa Águeda se celebra durante el día domingo después del 05 de febrero, en la localidad de Zamarramala, barrio perteneciente al municipio de Segovia (provincia de Segovia), ubicado en una pequeña saliente cercana a Segovia por lo que actualmente se le conoce como el mirador de Segovia; y es que además su nombre “zamarran – ala” tiene origen árabe y significa Mirador de Alá.

Origen de la Fiesta de Santa Águeda de Zamarramala
La Fiesta de Zamarramala tiene origen en el año 1227, como se tiene constancia histórica. La Fiesta revalora el rol de las mujeres zamarriegas que tuvieron una participación bastante activa durante los eventos de la conquista del alcázar de Segovia, en manos de los sarracenos en aquel entonces, cuando gobernaba Alfonso VI.

La leyenda cuenta que un grupo de zamarriegas vestidas con sus mejores galas ingresaron al alcázar y empezaron sus bailes en una rueda, atrayendo la atención de los guardias que además quedaron prendados de su hermosura al punto de dejar los puestos para formar parte de la celebración.

Este hecho fue aprovechado por los hombres de la población para hacerse de la fortaleza. De aquel evento actualmente en la iglesia parroquial se conservan las alabardas y otros elementos utilizados durante la incursión al alcázar y son llevados en procesión acompañando a la patrona.

El triunfo y conquista del Alcázar les valieron, tanto al pueblo como a sus mujeres y demás habitantes, diferentes beneficios y privilegios, entre ellos se les concedía a las mujeres el poder de mandar y gobernar el pueblo por una vez al año. Un hecho totalmente extraño en aquella época.

Aquello supuso una fiesta en la que una vez al año las mujeres casadas o madres de familia se juntaran para celebrar y dejar del lado las labores diarias. Fueron los Reyes de Castilla los que les concedieron exenciones de contribuciones y quintas, derecho de Alcaldesado e incluso estaban exentos de dar alojamientos cuando la Corte Castellana se trasladaba al Alcázar, además de que se les había dado confianza para custodiar dicho Alcázar.

Santa Águeda
Santa Águeda fue una mujer natural de Sicilia quien murió luego de sufrir martirio por haberse negado a los requerimientos de Quitianus, que deseaba contraer nupcias con la joven, y no renegar de su fe cristiana, en el siglo III. La crueldad se ensaño con ella, fue enviada a un burdel, conservando a pesar de todo su virginidad, y posteriormente como martirio sufrió el corte de sus senos, fue arrojada sobre carbón encendido y además arrastrada por la ciudad de Catania.

La imagen de la santa actualmente tiene como atributo a unos pechos sobre una bandeja y la palma del martirio. Es venerada, sobre todo, por aquellas mujeres embarazadas, madres lactantes, mujeres en general, las que se someten a operaciones mamarias, etc., de quienes es protectora.

Evolución de la Fiesta de Santa Águeda
La esencia se mantiene y los años y los siglos no han modificado prácticamente nada en su desarrollo, que solamente han permitido la creación de los galardones de Matahombres de Oro, Aguederas honorarias y Ome bueno e leal.

El Peaje
“Por privilegio inmemorial, las Alcaldesas de Zamarramala gobiernan esa colación y recaudan peaje para la festividad de Santa Águeda”, es la frase que se lee grabada en la plaza de las Alcaldesas, la que hace referencia al famoso peaje, una recaudación que por derecho concedido por los Reyes de Castilla, podían ejercer las Alcaldesas y que servía como apoyo para el sustento de familias que tenían a los hombres en la guerra o en labores de pastoreo.

Las Alcaldesas de Zamarramala
Durante la fiesta dos alcaldesas son elegidas para gobernar el pueblo una vez al año. Son las representantes de aquellas mujeres valientes que ayudaron en la toma del castillo y que hoy representan el privilegio otorgado por los Reyes a las mujeres del pueblo.

Para empezar la fiesta el cura busca a las Alcaldesas en su casa, a continuación, en comitiva, recorren las calles de la población con dirección a la Iglesia para saludar a la santa y sacar su imagen en procesión.

Las Águedas bailan durante la procesión que llega hasta la salida del pueblo, frente al Alzcázar. Entonces rememoran aquel crucial momento en el que con sus bailes distrajeron la atención de los moros. Las acompañan un grupo de músicos y dulzaineros.

Trajes
Son cuatro los distintos trajes que visten las Alcaldesas. El Traje de Avisar o traje de labradora, que se utiliza para realizar las invitaciones a la fiesta a autoridades y vecinos. El Traje de Aguedera, vestimenta individual en el que no se puede llevar ningún símbolo de poder. El Traje de Alcaldesa, que representa el poder y la razón importante de la fiesta.

Este traje de Alcaldesas es originario del siglo XVI y está conformado por: una Montera conocida como Doce Apóstoles (que representan el poder y autoridad señorial), hecho de paño negro y rematado con doce botones. Una Toca blanca o velo de gasa, mantilla negra de paño, manteos, camisa de corchados, falda larga, enaguas almidonadas, coleta, jubón y delantal.

La Alcaldesas está ornamentada con zarcillos de tres gajos y perlas de río, anillos, cruz de oro con brillantes, medallas y cintas militares, grecas, collares de corales, gargantillas y relicarios de plata, los que usan para proteger los pechos, además de un Cristo llamado Tripero, el que protege la fecundidad de la mujer. El nombre de Tripero se debe a que la ubicación de dicho Cristo está en la parte anterior de la cintura.

Alcaldesas de Zamarramala invitando al alcalde de Segovia Los trajes de la alcaldesa de Zamarramala
Alcaldesas de Zamarramala invitando al alcalde de Segovia con su traje de avisar Las Alcaldesas de Zamarramala con sus diferentes trajes de fiesta

Llevan el cabello muy bien peinado y trenzado, en la cual se coloca un lazo. Los zapatos son de hebilla. En la mano porta una vara que simboliza el poder de mando del que gozan durante la fiesta de Santa Águeda, con la cual impondrán su autoridad y aplicarán justicia. Esta vara es cedida por el alcalde de Segovia.

El Traje de Gala, es similar al traje de alcaldesa, con mantero en color azul y cintas amarillas y rojas; el traje es de luto porque se recuerda a las alcaldesas difuntas.

Además, durante la celebración, los vecinos y vecinas zamarriegos y zamarriegas lucen sus prendas típicas tradicionales, las mismas que se heredan de padres a hijos.

Desarrollo de la Fiesta de Santa Águeda

Jueves, temprano por la mañana las Alcaldesas visitan al Alcalde de Segovia de quién recibirán el bastón de mando. La visita se extiende también a autoridades como el Delegado de la Junta, el Presidente de la Diputación, entre otros. Las Alcaldesas los invitan a presenciar la fiesta, este acto se llama Avisar a la Fiesta, para el que las alcaldesas visten unos trajes especiales también llamados “de avisar”.

El sábado, en la tarde, son nombradas las Alcaldesinas, dos niñas que al igual que las del resto del pueblo ya van conociendo y viviendo la tradición de la Fiesta de Santa Águeda. Seguidamente, es hora de avisar al pueblo sobre el comienzo de la fiesta, para ello se realizan visitas a cada una de las casas de Zamarramala.

El sábado por la tarde, se celebra la víspera de la Fiesta de Santa Águeda, en que las mujeres de Zamarramala cantan el himno a la patrona; cuya letra fue escrita por el Poeta Moisés Sanz.

El domingo, tempranito, se empiezan a vestir las Alcaldesas, un arduo trabajo que toma aproximadamente dos horas. A medio día, ya listas, las Alcaldesas reciben a los invitados a la fiesta (autoridades y demás personalidades). A continuación, junto con el sacerdote y las aguederas se dirigen a la Iglesia para estar presentes durante la Santa Misa celebrada en honor de la patrona.

A continuación tiene lugar la procesión de Santa Águeda, la cual llega hasta la entrada de la población, cerca de donde se encuentra el Alcázar de Segovia. Allí las Aguederas bailan y los abanderados, casado y soltero, juran las banderas en honor de la patrona Santa Águeda y en honor de sus madres y esposas.

Como número principal, se verá a las Alcaldesas bailar la jota, al igual que lo hacían sus predecesoras, las zamarriegas valientes del siglo XIII. Tanto la Jura de la Bandera como el Baile de las Alcaldesas, son los actos principales que recuerdan la toma del Alcázar.

De retorno en la plaza principal los asistentes podrán disfrutar de tajadas de chorizo, cocidas en vino, en las carpas establecidas para tal fin. A continuación tiene lugar la famosa quema del Pelele.

Quema del Pelele
El Pelele es un muñeco elaborado con paja representando a un hombre. A este lo ridiculiza la coplera antes de que sea quemado, como lo hacían las mujeres antes para liberarse de la opresión y las tareas de diario. Antiguamente se conocía este acto como Pasear al mono. Más tarde los bailes no se hacen faltar y una fiesta nocturna es el mejor cierre del día.

El pelele antes de ser quemado en Zamarramala Quema del pelele en Zamarramala
El Pelele antes y durante su quema como parte de la Fiesta de Santa Águeda en Zamarramala

El día siguiente, lunes, está destinado solamente a la participación femenina. Las Alcaldesas se visten con un manteo de color azul, de uso exclusivo, como parte de su traje de gala, para este día. Se celebra una Misa y después tiene lugar el Baile de Gala, el Cambio de Montera y cierre de fiesta. Aunque por ser un día laborable la cantidad de visitantes se reduce este día, siempre hay quienes prefieren quedarse y disfrutar de la comoda estancia en las casas rurales en Segovia.

Distinciones honoríficas
Estas fueron creadas por Jaime Alpens, en 1969, para impulsar la difusión y el desarrollo de la fiesta.

Matahombres de Oro, es un premio entregado a un personaje cuyo papel dentro de la sociedad actual se haya destacado por realizar actos en pro de la revaloración de rol femenino. El largo alfiler de oro que representa al Matahombres está clavado en un tronquito de madera.

El nombre, Matahombres, se lo debe a aquel alfiler con el que se sujeta el refajo del traje de la Alcaldesa zamarriega. Este nombre le fue otorgado de acuerdo al uso que se le ha dado popularmente, en los bailes y fiestas, en los que las muchachas podían mantener a raya a los muchachos alejándolos con el amenazante Matahombres, dentro del marco de la broma por supuesto.

Ome bueno e leal, es otro distintivo que otorga Zamarramala a aquellas instituciones, asociaciones, organismos o personas que hayan apoyado con su trabajo en la mejora y desarrollo de la población, en diferentes aspectos, sobre todo, la difusión de las costumbres y la celebración de la Fiesta de Santa Águeda.

Las Aguederas Honorarias, es otorgada a aquellas mujeres que se distinguen dentro del ámbito social, político o cultural; con el afán de acercar más a distintas autoridades a la fiesta de Santa Águeda y a la población.

Las Alcaldesinas, son aquellas familiares de las Alcaldesas en quienes recae el deber de dar continuidad a la fiesta y sobre todo a la tradición.

¿Te lo llevas?
Imprimir artículo

Municipios:

Alojamiento cercano:

 Ver todas

 » Aguilafuente (5)  » Arcones (4)  » Abades (1)  » Adrada de Pirón (1)
 » Aldealengua de Santa María (1)  » Anaya (1)  » Arahuetes (1)  » Arevalillo de Cega (1)
 » Campo de San Pedro (1)  » Coca (1)  » Grajera (1)  » Pedraza (1)
 » San Pedro de Gaíllos (1)  » Sanchonuño (1)  » Santiuste de Pedraza (1)  » Segovia (1)
 » Sotosalbos (1)  » Torre Val de San Pedro (1)  » Torrecaballeros (1)

Y también...

» Pueblos de Segovia
» Fiestas de Segovia
» Restaurantes en Segovia
» Playas en Segovia
» Golf en Segovia
» Esquiar en Segovia


Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales