Turismo rural » Fiestas » Fiestas en Valencia » Fiesta de los Locos en Jalance


Santos Inocentes

Fiesta de los Locos en Jalance


Fiesta de los Locos en Jalance
Los locos de Jalance apelando a la solidaridad de los jalancinos
La Fiesta de los Locos de Jalance es una celebración popular de origen pagano y con fines solidarios que tiene lugar cada 28 de diciembre, en el Día de los Santos Inocentes, en la localidad de Jalance (provincia de Valencia).

Origen de la Fiesta de los Locos en Jalance
La Fiesta de los Locos de Jalance se viene celebrando, según consta en documentos escritos en los libros parroquiales, desde el siglo XVII; donde se lo mencionaba con gran importancia, por lo que se deduce que la fiesta ya existía desde mucho antes.

Durante la celebración los protagonistas realizaban una recaudación (tanto económica como en especies) que estaba destinada a la iglesia; entonces, la justificación era la de sacar a las almas del purgatorio. Esta recaudación se realizaba además en Todos los Santos y en Navidad.

Por otro lado, es muy probable que la fiesta haya derivado de una celebración que tomaba cuerpo en el antiguo Imperio Romano, durante las Fiestas de Saturno, en que de manera similar a la actualidad, un personaje era elegido como rey para que éste dicte leyes que -por absurdas que fueran- debían cumplirse.

En algunos pueblos europeos este rey era elegido de entre los mendigos, alguno que considerarán infeliz o algún enfermo con discapacidad mental; cualquiera que fuera, por supuesto, constituiría una mofa a la autoridad real y sus mandatos, como una forma de romper el poder que los sometía.

El origen pagano de la Fiesta de los Locos, es claro, pues los protagonistas son precisamente locos, personajes que rompen la ley impuesta por la sociedad como el orden y el cumplimiento de sus normas; ellos, los locos, transgreden estás normas y, van más allá, imponiendo las suyas propias.

Los Locos de Jalance
Estos locos son personajes interpretados por los quintos, vestidos de las formas más estrafalarias, tienen el rostro pintado –o más bien pintarrajeado- y portan unos palos de madera enebro (que claramente representan a un falo), gorros, sombreros y cucuruchos (a veces salpicados de palomitas de maíz), etc. Su función es la de pedir el aguinaldo, una colaboración que voluntariamente hace el pueblo para la fiesta.

Los quintos vestidos de locos en Jalance Los locos de Jalance en las locas peticiones
Los jóvenes quintos vestidos de locos en el día de los Santos Inocentes en Jalance pidiendo la colaboración para la Fiesta

No es raro verlos vestidos con lo más viejo que hayan encontrado, las más raídas ropas y con remiendos, puestas por el derecho o por el revés; sobre la ropa se ven imágenes eróticas cocidas o pegadas y colgando de la cintura unos pimientos rojos que emulan un falo junto a una pequeña guindilla. Además, decorando más aún al espécimen, se observan serpentinas, guirnaldas, cencerros, esquilas, collares de ajos y una serie de menjunjes propios de la idiosincrasia local.

Desarrollo de la Fiesta de los Locos en Jalance
Temprano por la mañana del 28 de diciembre, en el día de los Santos Inocentes, más conocido en Jalance como el Día de los Locos, el gran grupo conformado por estos dementes personajes toma el mando de la ciudad de manera simbólica, con una finalidad primordial: divertirse y divertir a todo el que quiera.

Los Quintos
Los quintos, son los jóvenes mozos que han alcanzado la mayoría de edad; y quienes antiguamente eran llamados al cumplimiento de su deber en el servicio militar. Estos quintos de Jalance son los que se encargan de organizar la Fiesta de los Locos, para la que –además- contratan a unos locos profesionales (aquellos locos veteranos que ya pasaron por esta experiencia y que, por supuesto, ya saben manejarla).

Así mismo, se encargan de contar con una charanga que anime la fiesta con música. Y, como no podía ser de otra manera, ellos mismos se transforman en locos para la fiesta.

Toma de Poder
Muy temprano se han alistado los locos para luego encontrarse en la Fuente de los Cuatro Chorros y empezar a recorren las calles de la población causando tal alboroto que no hay quién no les preste atención; pues la famosa Despertá, definitivamente, despierta a todos.

Se dirigen al ayuntamiento, donde de manos de la autoridad local (el alcalde) los locos reciben la vara de mando, en la persona del Alcalde de los Locos; de este modo se les confiere poder absoluto para gobernar sobre Jalance durante todo un día.

Los locos de Jalance vestidos con ropas viejas mostrando figuras eróticas Banda de músicos que acompaña a los quintos en la Fiesta de los Locos en Jalance
Los locos de Jalance vestidos con ropas viejas mostrando figuras eróticas y aditamentos sugerentes Banda de músicos que acompaña a los quintos o locos en la Fiesta de los Locos en Jalance

Otro loco, por su parte, recibe la gorra del alguacil para pasar a ser el lugarteniente del Loco Mayor. Otro acto simbólico de la fiesta era el de colgar al cura, por las axilas (de manera que no se le hiciera daño), para de este modo –al no poder suplantar la religión- eliminarla; al menos ficticiamente.

Petición del Aguinaldo
Los locos de Jalance, gozando ahora de poder absoluto invaden las calles de la población y la recorren en compañía de músicos, casa por casa, para pedir el aporte “voluntario” para la fiesta.

Y como buenos locos, tienen que hacer locuras. Así pues, a las casas se treparan por los balcones para sacar a las muchachas y hacerlas bailar. Los carros son detenidos por ellos para que sus ocupantes bajen y se echen una bailadita -previo pago, claro está- con una pareja que los locos les conseguirán en seguida de entre los que –desafortunadamente o despistadamente- pasan por allí en ese momento.

Una vez los locos hayan recibido el aporte, están dispuestos a cumplir el pedido de los aportantes. Es decir, si se les manda hacer una cosa absurda, pues como están locos, no dudarán en hacerlo. No se sorprenda si los ve vaciando un restaurante lleno de gente, cargando a alguien a toda carrera o haciendo bailar a quienes no quieren ni verse (hacen y deshacen parejas), deteniendo el tráfico, organizando bailes callejeros, etc.

Todo el que este día vaya a pasar el día en Jalance debe ir preparado para pagar el peaje correspondiente. Por supuesto, los locos sabrán retribuir su generosidad ofreciéndole una copa con la bebida que llevan a cuestas y el cumplimiento de una locura para el aportante (la que fuere).

La Comida Loca
Durante la Fiesta de los Locos, es tradicional reunirse entre locos para gozar de un exquisito platillo, el gazpacho, que tiene como estrellas al conejo, pollo, champiñón y una serie de hortalizas locales.

Tarde Loca
Luego de la comida loca toca continuar con la Fiesta de los Locos, así que nuestros protagonistas, que no podían dejar del lado la mofa a la religión, realizarán sus propias procesiones llevando -en lugar de un santo- un pavo para rifar, sobre las andas. La rifa tendrá lugar en el Baile de los Locos.

En lugar del pavo suelen ir también el loco más loco o el loco más gordo o el transeúnte más despistado y así. A continuación, los pregones no se harán esperar pues el alguacil se encarga de pronunciar los bandos más disparatados.

Caras pintadas caracterizan a los locos de Jalance Los locos de Jalance cobrando el aporte para la fiesta
Caras pintadas caracterizan a los locos de Jalance Los locos de Jalance pidiendo el aporte para la fiesta

La Cena Loca
Como en toda fiesta es importante recuperar energías, así que a esta hora no hay reparos de delicadeza para no privar más al estomago y dar rienda suelta al apetito loco e ir a por las patatas fritas con huevos y ajos, los asados, el buen vino, etc.

Baile de los Locos en Jalance
Entre once y media noche, la fiesta se acentúa con el Baile de los Locos, en la que no podían faltar las más dementes ocurrencias. Este es un evento originado en el Baile de las Almas, que ya se realizaba en el siglo XVIII.

Por último, si por casualidad el aportante no hace caso a las chaladas acciones del loco, pues tendrá que pagar más de lo que había dado ya, para que se le perdone. Pero eso sí, la locura que el colaborador haya mandado hacer al loco siempre quedará entre él y el loco.

¿Te lo llevas?
Imprimir artículo

Municipios:
Jalance

Alojamiento cercano:

 Ver todas

 » Alborache (5)  » Ademuz (2)  » Albaida (2)  » Algimia de Alfara (2)
 » Chera (2)  » Requena (2)  » Alberique (1)  » Albuixech (1)
 » Alcira (1)  » Algar de Palancia (1)  » Ayelo de Malferit (1)  » Carrícola (1)
 » Fuente la Higuera (1)  » Gilet (1)  » Godelleta (1)  » Villargordo del Cabriel (1)

Y también...

» Pueblos de Valencia
» Fiestas de Valencia
» Restaurantes en Valencia
» Playas en Valencia
» Golf en Valencia
» Esquiar en Valencia


Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales