Turismo rural » Pueblos de España » Pueblos de Barcelona » Pineda de Mar


Pineda de Mar


Vista de la playa de Pineda de Mar
Pineda de Mar es un municipio que pertenece a la Comarca de Maresme, se encuentra ubicado en la provincia de Barcelona, a una altitud de 10 m.s.n.m., dista 57.1 km. de la capital y cuenta con una población de 25 568 habitantes.

La actividad económica de Pineda de Mar se desarrolla mediante las empresas de servicios, el comercio, la hostelería y la industria (mayoritariamente textil). La evolución, como en la mayoría de poblaciones costeras, ha sido de aumento de los servicios y el comercio, en detrimento de la tradición agrícola.

El clima es muy benigno y la temperatura media es de 17º C.

Acueducto de Roma
Iglesia de Sant Pere de Riu
Castillo de Montpalau
Torre de Sant Jaume
Masía de Can Cànoves
Monumentos Históricos
El acueducto de Roma recogía las aguas de un pequeño desfiladero del valle de Riu, a la altura de Can Bufí, tenía un largo de 3,5 kilómetros, con un desnivel de 40 metros, y durante su recorrido salvaba cuatro torrenteras.
El muro es hecho a base de piedras calcáreas extraídas de los mismos lugares por donde transcurría el acueducto, ligada con mortero de cal y arena, y dispuesta en hilados de alturas diferentes. Eran rotas a golpes de martillo y tendían a imitar la forma de sillares rectangulares, con la superficie plana en la parte de fuera. Aun así, son bastante irregulares en tamaño y color (amarillento, rojizo, negro). Las arcadas se apoyan sobre pilares rectangulares o ligeramente trapezoidales. En lugar de dovelas hay estrechos trozos dispuestos en una imperfecta forma radial.
Está considerado bien cultural de interés nacional con la categoría de "Zona Arqueológica".


La Iglesia de Sant Pere de Riu pertenece al municipio de Tordera y se la conoce también con el nombre de Sant Pere de Pineda.
La documentación más antigua que hace referencia la Imagen de Sant Pere de Riu es del año 1185. La iglesia mantiene la estructura románica original, del siglo XI, con nave y ábside, y un campanario tardío, de planta cuadrada, coronado por un pináculo piramidal. Su aspecto actual es, en gran medida, fruto de las ampliaciones realizadas durante el siglo XVII, aunque todavía puede observarse la decoración original del ábside románico de tipo lombardo. Esta ornamentación es también visible en el muro de mediodía, donde se encontraba el antiguo portal, que conserva todavía dos ventanales románicos. Detrás del campanario hay una antigua construcción, conocida como el Mirador, que algunos autores han fechado en época pre-románica o visigótica.
En el camino de acceso a la iglesia se descubrió una necrópolis altomedieval con losas sepulcrales que proceden de entierros realizados dentro de la iglesia, con motivos heráldicos esgrafiados, tres de las cuales hacen de peldaños de acceso al templo y las otras dos se conservan en los parterres delante de la puerta.


El Castillo de Montpalau se encuentra documentado desde mediados del siglo XI. De la fortaleza medieval quedan algunos muros, que definen un recinto de planta cuadrada. Los ángulos y la ventana de punto redondo, que todavía se conserva, son de sillares de piedra más amarillenta, bien cortados. En el centro del castillo se alzaba una torre cilíndrica, actualmente derribada. Hay restos de un segundo recinto construido posteriormente, quizás en el siglo XV. Fuera del recinto están las ruinas de la antigua capilla del castillo, dedicada a Sant Miquel, documentada desde el siglo XII.

La Torre de Sant Jaume es el elemento fortificado mejor conservado del municipio. Corresponde a una de las muchas torres de defensa que fueron construidas a lo largo de toda la costa entre los siglos XIV y XVII. Podían ser de planta cuadrada o redonda, aisladas o adosadas a las masías. La Torre de Sant Jaume es el prototipo de torre cilíndrica con la base ataludada y corona de matacanes. Se comunica con la masía mediante una poterna a la altura de la segunda planta, accesible a través de un puente, comunicado con las plantas superiores por medio de una escalera helicoidal. Al lado de la Torre está la masía, con tejado en dos vertientes, formado por tres cuerpos; el central más ancho y dos en sentido paralelo a la fachada posterior. El conjunto ha sido restaurado esmeradamente, conservando todos los detalles arquitectónicos.

La Masía de Can Cànoves añade a su interés histórico el hecho de haber conservado íntegramente la estructura arquitectónica original. Es una masía con cubierta en dos vertientes formada por tres crujías perpendiculares a la fachada principal. Una de las laterales se prolonga con un cuerpo añadido, donde está la torre, en el lado de la fachada, y la otra tiene adosada una pequeña dependencia en la parte posterior. El portal principal es de punto redondo, adintelado, con piedra bien trabajada, igual que los dinteles y las jambas de las ventanas. La torre, añadida posteriormente, es de planta cuadrada y tres pisos cubiertos con bóvedas, comunicados a través de una escalera de caracol. Conserva un interesante ventanal gótico.


Las Fiestas
  • En febrero se celebra la Fiesta del Cordero.
  • En julio se celebran las Fiestas del Barrio de las Cruces, del Barrio de Can Pelai y del Barri de Bellamar.
  • En agosto se celebra la Fiesta Mayor.

¿Te lo llevas?
Imprimir artículo



Valoración usuarios

-,-

0 Votos

¿Qué te ha parecido a tí?

Ponle una nota

 
 

Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales