Turismo rural » Pueblos de España » Pueblos de Cáceres » Cañaveral


Cañaveral


Calle de Cañaveral
Calle de Cañaveral
Cañaveral es un municipio en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura, España. Su término municipal tiene un área de 86,48 km² con una población de 1309 habitantes y una densidad de 15,14 hab/km². Se sitúa a 30º47’ de latitud norte y 6º24’ de longitud oeste, en la comarca de Cáceres. El núcleo de la población dista de la capital provincial unos 45 kilómetros.

Historia
La fundación de la villa data del s. XVI, con el nombre de Cañaveral de Alconétar, bajo la propiedad de los Templarios, posteriormente fue conocida como Cañaveral de las Limas. Sus posadas y cambio de postas sirvieron a la arriería y al trasiego de ganados trashumantes en el complejo itinerario del vado del Tajo en la barca de Alconétar.

Monumentos Históricos
Iglesia de Cañaveral
Iglesia de Cañaveral
Los monumentos más importantes de Cañaveral son:

  • El Santuario de Nuestra Señora de Cabezón, patrona de Cañaveral.
  • La Iglesia Parroquial de Santa Marina, es una de las fábricas eclesiásticas más antiguas de la comarca.
  • La Ermita de San Roque.
  • La Ermita Cristo del Humilladero.
Fiestas y Costumbres
El lunes después de Semana Santa se celebra la Fiesta de San Benito. Los actos comienzan por la mañana, con la procesión del Santo. Después de la procesión se pujan las piernas del Santo para después introducirlo en la iglesia. Ya por la tarde, sale de nuevo el Santo en procesión, camino del lugar donde se celebra su Romería, precedido de un tamborilero. Luego se procede a las pujas definitivas para meter al Santo en la Iglesia, seguidas de la tradicional carrera arriba y abajo con el santo a cuestas entre unos mozos y otros para evitar que el Santo entre en la iglesia.

Fiestas de la Virgen de Cabezón, se realiza el segundo domingo de mayo, comienza con el desplazamiento de los romeros hacia la ermita, continúa la celebración de la Santa Misa y la procesión de la Virgen en torno a la ermita. Seguidamente se procede a la subasta de las ofrendas y de cada uno de los cuatro palos que sujetan las andas de la Virgen, con el fin de poder meterla en la ermita. Una vez concluidos los actos religiosos, todos los asistentes se reúnen con sus familiares y amigos, degustando apetitosamente la comida típica que se prepara para llevar al campo.

La Velá, consiste en quemar muebles viejos ante la puerta de la iglesia. Comienza a quemarse la noche del Domingo de Pascua, momento que coincide con la celebración por una parte, de la resurrección de Cristo desde el punto de vista cristiano y del renacimiento (nuevo ciclo) de la naturaleza desde el punto de vista pagano. Este es el único acto que se realiza sin la presencia del Santo. La relación que puede tener San Benito con la “velá” podría venir dada por el ramo de espigas que lleva en la mano. Así las espigas por un lado y el fuego (la velá) por otro, significan: nacimiento y renovación.

¿Te lo llevas?
Imprimir artículo



Valoración usuarios

-,-

0 Votos

¿Qué te ha parecido a tí?

Ponle una nota

 
 

Información: Contactar | Sobre nosotros | Aviso legal | Política de privacidad | Añadir alojamiento rural | Contenidos para tu web | Mapa del sitio
© 2016 Inforural
Turismo rural / Casas rurales